miércoles, 21 de febrero de 2024

Cíclope 3.0 - 20-02-24


Colosseum, banda británica, epicentro del programa de hoy


La edición de este martes 20 de febrero de 2024 está ocupada por una de las bandas más importantes de finales de los años 60 y por ser un proyecto del que surgieron otros grupos, me estoy refiriendo a la banda que ocupa la foto de cabecera, los británicos Colosseum.

Se reunieron por primera vez en 1968 cuando tres cabezas ingeniosas unieron ideas e intereses.  Las tres mentes pensantes fueron las de





Dick Heckstall-Smith 

(1934-2004), saxos









Jon Hiseman (1944-2018), batería







Tony Reeves, guitarra bajo 






Los tres venían de tocar con John Mayall en el proyecto John Mayall & The BluesbreakersHeckstall-Smith y Hiseman también habían militado en The Graham Bond Organization.  Para esta nueva aventura se buscaron a tres músicos




Jim Roche, guitarra eléctrica




Roche estuvo poco en el seno de la formación y fue sustituido rápidamente por el vocalista James Litherland que, además de cantar, también se puso al frente de la guitarra.  Por último el teclista (organista, sobre todo) Dave Greenslade.  Esa formación sería la que estuvo presente en el primer álbum de la banda grabado y aparecido en 1969.  Después se ampliaría el staff de músicos e integrantes del proyecto y una de las formaciones más sólidas es la que reproduce la siguiente foto 




De izquierda a derecha Dick Heckstall-Smith, Chris Farlowe, cantante, una de las voces del Soul y del Blues más injustamente olvidadas que pasaría por grupos como Atomic Rooster donde militaron Vincent Crane y Carl Palmer; Dave Greenslade, Tony Reeves.  Sentado a la batería, Jon Hiseman y en la línea inferior James Litherland.  Todos excepto Chris Farlowe serían los partícipes de un disco cruzado entre el Blues y el Jazz, el álbum Those Who Are About To Die Salute You.




Salve Imperator, morituri te salutant, (Salve, Emperador, los que van a morir te saludan,  o Ave, César, los que van a morir te saludan).  Es una frase latina célebre citada por Suetonio, autor del primer siglo después de Cristo, en su obra Vida de los Doce Césares.  A Colosseum les sirvió para bautizar su primer LP, un debut poderoso, un disco con canciones de espectros musicales enérgicos, composiciones de jazz de estilo libre y blues de escuela británica.  Es curioso que la forma de fusionar las formas progresivas del Rock y del Jazz calaran en una audiencia amplia teniendo en cuenta las fechas en las que aparecen sus primeros trabajos, años en los que otras formas más comerciales invadían los medios (la Radio) y el público en general se volcaba en unos resultados más inmediatos.  Pero lo cierto es que la certera calidad de este grupo fue su aval más consistente.  El tejido trenzado por los cinco instrumentistas era de una solidez llamativa.  Probablemente la pasión que le ponía Dick Heckstall-Smith cuando tocaba el saxo, en toda su amplia gama, daba como resultado un contagio, una comunicación inmediata que apasionaba al resto de la banda.  Heckstall-Smith tenía una característica: poseía respiración circular lo cual le permitía soplar en más de un saxo a la vez, además de soplar y respirar al mismo tiempo, una virtud-cualidad común a otros intérpretes del saxo como




David Jackson, de 

Van der Graaf 

Generator






O





Dana Colley, de

Morphine






De este primer LP vamos a escuchar tres cortes.  El primero, Walking in the Park, es una composición de perfil de Blues debida a Graham Bond (1937-1974).  Seguimos con Mandarin, un tema compuesto por el teclista Dave Greenslade y el guitarra bajo Tony Reeves donde reina precisamente su bajo y por último Beware The Ides Of March, original de cuatro elementos de la banda (todos excepto el guitarrista) capitaneados por Dave Greenslade, ya que aquí el instrumento fundamental es el órgano.  Hay cierto parecido con aquella Whiter Shade Of Pale de Procol Harum.  Hay un momento en el que parece que va a sonar aquel tema, como si se estuviese dando o fuesen a entrar en una versión.  En verdad, lo que ocurre es que, al igual que hiciera el organista intérprete y compositor de Procol HarumMatthew Fisher, el tema también bebe, utiliza el Aire de cuerdas de la Suite Orquestal Nº 3 de J.S. Bach y por eso suena tan cercana una melodía de otra.

De Colosseum, de su discografía se puede escuchar y desmenuzar mucho, sobre todo porque pasaron por diferentes formaciones siempre teniendo la fusión entre Rock y Jazz como vector de su música.  No lo menciono en la locución del programa, sí lo hago aquí y ahora: volveremos con el grupo y con sus miembros más inquietos.  Vamos a seguir el rastro de lo que iniciamos hoy: escuchar al grupo de origen y después los proyectos surgidos de él.

La primera formación ocupó los años desde 1968 a 1971; reestructuración entre 1975 y 1978; continuación desde entonces hasta nuestros días.  Sí, hay mucho que matizar.  Nos vamos a trasladar hasta la primera separación temporal, 1971.  ¿Qué pasó después?  Al ser un proyecto seminal, de Colosseum surgió una banda fundada y capitaneada por el organista que bautizó al nuevo grupo con su apellido: Greenslade.




Dave Greenslade bautizó el proyecto con su apellido y solicitó la colaboración de un antiguo compañero en Colosseum, el guitarra bajo Tony Reeves.  No tuvo que insistir mucho, se llevaban bien como compañeros de trabajo y como compositores.  La idea era hacer música con un grupo donde no hubiera guitarra eléctrica.  Tampoco acústica.  Sin guitarra.  En su lugar habría dos teclistas: órgano, por supuesto, mellotrón, sintetizadores.  Guitarra bajo y batería.  El bajo y parte de los teclados ya estaban, faltaba el batería y otro teclista.  Al batería percusionista lo encontraron en unos estudios de grabación, se trataba de un músico de sesión, Andy McCulloch, que había tocado en el álbum Lizard de King Crimson.  El teclista que faltaba apareció bajo la forma de un Experimentado cantante inglés, intérprete de teclados, diseñador de sonido y compositor de música para cine y televisión llamado Dave Lawson.  Reunión en casa de uno de los Dave, el jefe, Greenslade.  Comida, copitas, un amigo que está allí con ellos interesado por la música de su amigo, el jefe.  Propone hacer un dibujo inspirado en la música del grupo.  Improvisación a los teclados entre los dos Daves: qué bien, el piano eléctrico está como instrumento de base junto al órgano, el mellotrón...el amigo dibujante realiza una serie de bocetos, apuntes...son imágenes muy buenas, recuerdan un poco a...¿cómo se llama esta gente que hacen temas así largos?...¡eso!  ¡Yes!  Claro, como que el dibujante era Roger Dean y se encargó al menos de los diseños de los dos primeros LPs del nuevo proyecto



 

Greenslade hacían Jazz-Rock de fusión.  Tenían un entramado instrumental soberbio, sólido.  Cuatro músicos trabajando en la misma dirección dirección, aportando cada uno lo mejor de sí mismos.



Dave Lawson venía de finales de los años 60.  Entró a formar parte de un sexteto/septeto británico de JazzBlues llamado The Web.  Grabaron tres LPs entre 1968, 1969 y 1970.  El último año, 1970, sintetizaron su nombre a Web y fue entonces cuando entró Lawson a la banda, rebautizando el proyecto como SamuraiSamurai, formación de quinteto, grabaron tan sólo un disco bautizado con el nombre del proyecto y publicado en 1971



 

Se les llegó a comparar con los primeros King Crimson por la utilización de instrumentos de viento y el sesgo de fusión entre el Jazz y el Rock característico de sus composiciones.  Recuperamos el sonido de Samurai en el tema Maudie James.


Volvemos al sonido de Greenslade a lo que fue su tercer álbum titulado Spyglass Guest, un disco con canciones como la que recuperamos, Joie de Vivre, título francés para un tema cantado en inglés que contó con la colaboración de un violinista clásico metido a labores del Rock, Graham Smith.



Graham Smith es un reconocido violinista inglés.  Estudió violín en la Real Academia Británica de Música de Londres y tocó con varias orquestas siendo primer violín de la Orquesta Filarmónica de Escocia y segundo violín de la Orquesta Sinfónica de Escocia de la BBC.  Ha tocado con figuras tan prestigiosas como el pianista y director de orquesta Daniel BarenboimEn los años 80 estuvo formando parte de la Orquesta Sinfónica de Islandia.  Eso en lo referido a la música académica. 


En el campo del Rock, 

Graham Smith estuvo en el grupo de Folk-Rock de finales de los 60 String Driven Thing.  La banda se formó alrededor de 1967 y grabaron por primera vez en 1970 dejando una amplia discografía que llega hasta nuestros días aunque sin la colaboración del violinista desde finales de los años 70.  En esas fechas, mediada la década de los 70, Smith entabla relación con Peter Hammill y el resto de la banda Van Der Graaf Generator.  Se conocen, se hacen amigos y en 1977 entra a formar parte del proyecto de Hammill apareciendo en los créditos del LP The Quiet Zone/The Pleasure Dome no como músico invitado, sino como parte integrante del grupo.




Hammill remodela el proyecto: ha compuesto una serie de canciones que necesitan de una instrumentación diferente a la que ha utilizado habitualmente, son composiciones que buscan la expresión de un sonido distinto.  Se han dado ocasiones en las que el órgano de Hugh Banton ha hecho las veces de guitarra bajo utilizando los pedales del teclado, pero en esta ocasión la melodía de los temas busca la expresión cartilaginosa de las cuerdas de la guitarra bajo y eso significa que está Nic Potter como encargado del ínclito instrumento.  David Jackson y el saxo no encajan y en su lugar está Graham Smith.  En la batería y percusión Guy Evans.  Tal es el cambio en el sonido, en la estética, aunque se mantenga la guitarra y el piano de Hammill, su poderosa voz, pero es tan marcada la diferencia que quita el significante Generator del nombre del proyecto y lo deja como Van Der Graaf.




El grupo, desde que apareció, tuvo un público devoto en países europeos como Italia y Francia.  Los franceses tenían una magnífica revista de música llamada Atem que profesaban una auténtica devoción por todo lo que hiciera Peter Hammill, ya fuese en solitario o con el grupo.  Sin embargo cuando se publicó The Quiet Zone/The Pleasure Dome los titulares de la publicación no dejaban lugar a dudas: Van Der Graaf Degeneration.  No gustó nada, pero nada, los cambios introducidos.  Lo pusieron verde a Hammill y tan sólo lo perdonaron cuando, el mismo año de 1977, publicó con su nombre y apellido el álbum Over.


Sin lugar a dudas, para cualquier hammilliano, este álbum es de los mejores que tiene en su biografía musical.  Betrayed es el tema en el que el violín de Graham Smith brilla con poder junto a la guitarra acústica y la voz de Hammill.

Llegamos al final de esta edición de Cíclope 3.0 y volvemos en parte al principio, a la banda, o uno de los proyectos que surgieron tras la existencia de Colosseum, en concreto el proyecto capitaneado por dos de sus miembros, el guitarra bajo Tony Reeves y el organista Dave Greenslade que con su apellido dio nombre al cuarteto formado por ellos dos más Dave Lawson y el batería Andy McCulloch.  Con este último vamos a resolver el programa de hoy.


Andrew McCulloch es un enigma.  Tiene un perfil muy bajo en Internet y en los medios, por lo que la información sobre sus primeros años de vida es muy vaga.  Lo que sabemos es que nació en Bournemouth el 19 de noviembre de 1945 y que probablemente pasó una parte de su infancia y adolescencia residiendo en Hong Kong y en Hiroshima, Japón.  Que volvió a Inglaterra, que tocó con Greg Lake en una banda, que estuvo siempre como batería en proyectos que llegaron a grabar discos como Fields y sobre todo que fue el batería del álbum Lizard de King Crimson.



King Crimson en 1970.  De izquierda a derecha, línea superior, Mel Collins, Robert Fripp,
Andy McCulloch.
Línea inferior, Pete Sinfield y Gordon Haskell
  



Casi un rompecabezas la carpeta de Lizard cuando vio la luz aquí en España.  La podías mirar y volver a mirar hasta que ese amigo inteligente que tenías hacía que te fijaras bien en las filigranas de las ilustraciones para que leyeras el nombre de la banda de Robert Fripp.  Y el detalle en el que se ve a los Beatles.  Hasta a Yoko Ono.




El único disco del Rey Carmesí que contó con las baquetas de McCulloch, un excelente batería.  Con los Juegos de interior, Indoor Games, terminamos.  Hay que volver con Colosseum, y con tantas otras bandas que surgieron de esa otra y las que se formaron a la sombra de aquella otra y de esa otra también, y...  La semana que viene, más música aquí, en Cíclope 3.0 en Radio Tomares.

Espero que te guste el programa.


Enlace:

https://www.radio.tomares.es/blog/ciclope-30-20-02-24



No hay comentarios: