miércoles, 22 de noviembre de 2023

Cíclope 3.0 - 21-11-23


Un detalle de Ta Prohm, uno de los tres templos más importantes de Angkor a los pies de la ciudad de Siem Reap, en Camboya (foto del autor del blog)



Enraizado en la música, una semana más Cíclope 3.0, en esta ocasión el programa del martes 21 de noviembre de 2023 que comienza con la promesa que hicimos en la edición anterior, seguir escuchando la nueva entrega del proyecto Padrino Bufalo firmado por Casas y La Pistola.

Como ya comentamos la semana pasada, Padrino Bufalo 3 tiene formato de álbum, no de EP como han sido las dos entregas anteriores.  Ocho cortes de los que conocemos tres y que hoy vamos a escuchar unos cuantos más empezando por este Minuto de gloria.


Minuto de gloria es una composición a medias entre los dos guitarras de la banda, Dani Losada y Jose Casas, que cuenta con la colaboración del hombre de la foto a la derecha, José Ignacio Lapido, cantante, guitarrista y compositor, integrante de la banda 091 con un trabajo amplio en solitario.
Escuchamos las canciones pero no nos olvidamos de los videoclips correspondientes, este es el del tema Minuto de gloria.



La semana pasada escuchábamos los temas de este Padrino Bufalo 3 donde participan amigos y colegas de profesión como Pablo Cuevas de Los Fusiles en la canción Sin Norte.  En Flores de estiércol lo hace Chencho Fernández.

El actor Manolo Solo, galardonado, entre otros premios, con un Premio Goya, fue compañero de Jose Casas en grupos como Arden Lágrimas y Los Relicarios.  Para esta ocasión interviene como voz en el tema Galletas venenosas
una composición original de Casas de sus años en Arden Lágrimas, un tema que solo se grabó en maqueta y que ahora es recuperado tratándolo de otra forma.

 
  

El tercer corte que escuchamos hoy de este Padrino Bufalo 3 es Un gringo en Torreblanca donde repite el tándem Casas/Losada, los dos guitarras de la banda, Casas encargado de la letra y Losada de la música, aunque como es un grupo permeable todo, aunque esté organizado/coordinado/mezclado/ por Jose Casas, todos participan en lo que es la obra final.  Nos quedan aún por escuchar dos cortes que sonaran en un futuro inmediato.  Ahora, como nos hemos quedado en Torreblanca con un gringo, nos vamos a tierras fronterizas donde gringos y otras figuras recurrentes del ambiente del Far West ponen perfiles de spaguetti-western en la música como por ejemplo esta banda llegada de Portland, Oregon, que responde al nombre de Federale.


 
Federale se bautizan con el título de la película casi homónima, Il federale, dirigida por Luciano Salce en el año 1961, una comedia bélica que se desarrolla en los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial.  El perfil de la música de este proyecto norteamericano no tiene nada que ver con el contenido de la cinta, pero sí con el compositor de la banda sonora, el gran Ennio Morricone.  La admiración del grupo hacia el compositor está asentada especialmente en la etapa de los scores originales de Morricone para las películas del género del spaguetti-western.  Escuchar la música de Federale es escuchar bandas sonoras de películas que no existen, películas imaginarias desarrolladas en las letras de sus canciones cuando interviene un o una cantante, porque al comienzo sólo tocaban composiciones instrumentales donde una voz guía al oyente, narrando una historia que ayuda a llenar los vacíos que deja la falta de una película real.
La banda oscila entre 7 u 8 miembros.  Comenzaron a grabar en el año 2008, capitaneados por Collin Hegna (en la foto anterior, el primero por la izquierda).
Federale comenzó su existencia con el nuevo siglo.  Publicaron por primera vez en el año 2008 y hasta el momento llevan cinco álbumes editados.

El 2 de diciembre de 2016 veía la luz su cuarto larga duración, All The Colors Of The Dark, con un macro primer plano de un ojo de Maria Karlin, vocalista del grupo, ilustrando la carpeta del disco.  El Cíclope recupera dos temas instrumentales de este álbum.
De películas imaginarias a películas reales.  Sin dejar la atmósfera fronteriza, una banda que ha sonado en varias ocasiones en el programa.  Es original de Tucson, Arizona, y responde al nombre de Calexico.


Sentados en el sofá, en el centro, el tándem motor de Calexico: Joey Burns, con una manzana en la mano, y John Convertino.


En el año 2011 se estrenaba la película The Guard, traducida aquí como El irlandés.  La cinta está dirigida por John Michael McDonagh que también se encarga del guión: un agente del FBI se forzado a trabajar a medias con un policía irlandés de métodos poco ortodoxos un asunto internacional de contrabando de drogas.  Comedia negra que contó con Calexico como responsable del score original de la película.  Un par de cortes de dicha banda sonora nos sirve para conectar con la figura de un par de músicos que trabajan no en formación de grupo sino en solitario.  Empezamos por Elliott Smith.


Nacido en Omaha, Nebraska, el 6 de agosto de 1969 y fallecido el 21 de octubre de 2003, Elliott Smith es uno de esos casos de figura malograda: murió con 34 años, cuando la industria de la música se dispuso a subirlo como una estrella rutilante del Rock al publicar su álbum From A Basement On The Hill.  Pero ya era tarde: 
Smith se había quitado la vida aquel fatídico 21 de octubre de 2003 y el álbum se publicó en 2004 como trabajo póstumo.  Vamos a recuperar un par de temas pertenecientes a sus discos XO de 1998 y Figure 8 de 2000.


De este XO, de 1998, la policromía impetuosa de la canción Everybody Cares, Everybody Understand.




  

Del álbum Figure 8 de 2000 una de esas composiciones de Smith donde la melancolía se sostiene con una instrumentación ligera de guitarras como tiene el tema Everything Reminds Me of Her.

La muerte, un aspecto natural de la existencia, nunca es bien recibida, a no ser que se tenga algún tipo de inclinación perversa o la persona viva imbuida de ideas sobre el más allá, una especie de vida futura, ultraterrena y ultracelestial, una especie de parque de atracciones donde el algodón dulce no se acaba nunca por más trozos que te comas, las manzanas de caramelos se regeneran constantemente por más mordiscos que le des, los viajes en las norias y en los carruseles no acaban nunca jamás, y las historias pícaras de tía Eloísa y tío Braulio no terminan jamás con un beso y un abrazo liberador de tanta tensión sino que están en una eterna psicoalteración, una especie de ataque priápico sin solución.  ¡Qué tortura, tú!  ¡La Eternidad!
Pues la muerte no deseada y, a ser posible, atrasada lo más que se pueda, es el guión de la canción que viene ahora, firmada por Martín León Soto, MALESO.


Sí, la semana pasada escuchábamos tres cortes del nuevo trabajo de MALESO titulado Todo lo anterior es falso.  Lleva como un subtítulo Cara A.  Ya sabes que lo que se ha publicado es el adelanto del disco que se completará a finales de año con la Cara B.


Una Cara, la A, ocupada por canciones resueltas con voz y piano, la voz de Martín y el piano de Manu Sánchez.  Una Cara A de la que nos faltaban por escuchar dos canciones: una, la que acaba de sonar, Llegar vivo, una reflexión sobre el hecho natural de la muerte, naturalidad que no voy a discutir, hecho que, al ser posible, tarde todo lo que pueda en llegar, algo en lo que, si no eres de esas mentes perversas, estarás de acuerdo conmigo y con millones de personas más porque, opinar sobre que la muerte tarde en llegar es algo que compartimos una facción bastante amplia de la humanidad.  Somos legión.  Sobre esta temática del Fin existencial volvemos en unos minutos.  Por ahora nos quedamos con la canción que falta para completar la audición de este nuevo trabajo de nuestro protagonista porque Todo lo anterior es falso - Cara A se completa con este Desde aquí se ve España, una reflexión sobre la migración, esas noticias que vemos en imágenes en los informativos de televisión donde personas guiadas por la desesperación y la necesidad de encontrar un sitio donde la vida sea posible, son capaces de ir en busca de esa posibilidad aunque se jueguen la vida y se corten la piel escalando rejas.

MALESO y la Vida, con mayúsculas, siempre, por encima de todo y alejando la sombra siniestra de la Parca todo lo que se pueda.  Él sabe expresar este rechazo del que hablo y, como es habitual, sabe hacerlo muy bien.  Es una temática esta de la muerte que ya ha tocado en otra ocasión y no por ello temática repetida porque el tratamiento es diferente, distinto.  Un ejemplo de esto que estoy diciendo es la canción La muerte y la señora García incluida en su álbum de 2020 Casémonos.  Es una canción-relato, una letra que se acerca a una fábula surrealista, una lúcida interpretación de la visita indeseada de la chata, calva pelona que con el pase de su guadaña marca el Final de la existencia.  Me permito la libertad de incluir aquí la letra porque creo que merece la pena poder leerla sin perder detalle.

La muerte y la señora García

Pase, pase, no se corte,
no se quede usted en la puerta,
y perdone este desorden.
Tanto gusto en conocerla.
La esperaba algo más tarde
pero cualquier hora es buena.
Unos luego y otros antes,
estas cosas hay que hacerlas.
¿Le apetece un cafelito?
¿una tila, una tisana?
Ha traído usted un frío
que se te mete hasta el alma.
No se irá sin comer algo.
Está usted casi en los huesos,
tiene el cuerpo muy chupado.
Debería mirarse el hierro.
Tengo aquí unas magdalenas
con azúcar, qué más da.
Ya, para lo que me queda,
no me voy a preocupar.
Ahora me dirá que no,
que se mira y se ve gorda.
Anorexia, creo yo,
no me tome usted por tonta.
Pero bueno, da lo mismo.
Que yo no pondré problemas.
No soy como la del quinto,
que su muerte fue un poema.
Venga quejas y lamentos
y voluntades postreras.
Mucho rezo y, por supuesto,
mucha cura y plañideras.
Tendrá mucha tarea
hoy por hoy con tanta guerra.
No entiendo como llega,
debe ir a tumba abierta.
Librará de vez en cuando
porque menudo trabajo:
sin convenio, sin horarios
sin jubilación ni paro.
Eso es porque no ha estudiado
y no tiene su carrera.
Es lo mismo, le ha tocado
y bastante bien lo lleva.
Voy a por otra tacita
y seguimos conversando
y le hablo de mi prima
que esa sí va a dar trabajo.
Anda, mira, ¿dónde ha ido?
Se dejó abierta la puerta.
Por lo menos se fue el frío.
En fin, por mi, que no vuelva.

El disco incluye un archivo con los textos de las canciones, porque leerlos ayuda a asentar el mensaje que transmite el autor en cada una de sus composiciones.  Capacidad catártica es la que posee MALESO a la hora de hablar del cuestionado tema de la muerte y con resolución de catarsis vamos a ir acabando esta edición de Cíclope 3.0


En la foto de la derecha, Patrick Guy Sibley Huntrods, conocido por su apodo artístico Pat Fish, más conocido por el nombre de la banda que capitaneó, The Jazz Butcher, nacía en el año 1957 y fallecía en 2021.

Desde el 25 de enero de 2022 hasta el 26 de julio de ese mismo año, los últimos martes de cada mes, estuvimos disfrutando de la discografía de The Jazz Butcher.  Hoy lo recuperamos con un tema en la línea de lo que estamos tratando.  De aquel Cult of Basement, Culto al sótano, de 1990, la canción Hermana muerte, Sister Death.

The Jazz Butcher
cambiaban el nombre del proyecto dependiendo de algunos aspectos como por ejemplo el número de miembros.  El motor, el alma máter, estaba compuesto por una doble columna vertebral: 




 
 
        Pat Fish




Y



                                    Max Eider










En 1986 apareció la idea de The Jazz Butcher Conspiracy con un EP firmado por ambos, como si se tratara de dos almas antagonistas según indicaba el título: The Jazz Butcher Vs. Max Eider - Conspiracy.  Así, cuando querían, añadían el término Conspiración al nombre del grupo.  En el año 2000 aparecía el álbum Glorious & Idiotic grabado en directo, en vivo, en la sala Logo de Hamburgo, Alemania, el 26 de febrero de 1999.  Vería la luz casi un año más tarde, el 25 de enero del año 2000.  El sonido que recoge la grabación es limpio, claro , con las dos guitarras de Pat Fish y Max Eider sonando como si estuvieran en estado de gracia.  Con el tema Just Like Betty Page extraído de dicho disco nos despedimos hasta la semana que viene.
Espero que te guste el programa.

Enlace:

No hay comentarios: