jueves, 28 de octubre de 2021

Cíclope 3.0 - 26-10-21

 


Tres silbando

Cíclope 3.0 del martes 26 de octubre de 2021, un Cíclope que hoy reúne canciones integralmente silbadas o acompañadas por un silbido.  Sin más, comenzamos y lo hacemos con una banda de los años 80 que respondía al nombre de Kissing The Pink.


El grupo se formaba con el principio de la década de los 80, en concreto en 1980, en el ambiente creativo académico del Royal College of Music, ubicado en South Kensington, Londres.  Su debut, en formato de single, lo realizaron con el productor Martin Hannett, que ya había trabajado con, entre otros, Joy Division o Durutti Column.  A pesar de tener tan buen padrino para que le sacara lo mejor de su sonido, Kissing The Pink obtuvieron la colaboración de otro reputado productor, Colin Thurston (1947-2007), ingeniero de sonido y productor.  La banda propuso a Brian Eno como encargado de empaquetar su sonido pero la discográfica optó por Thurston ya que este conseguiría sacar del grupo lo mejor para tener un impacto comercial seguro.  Ni tanto ni tan calvo, aunque es cierto que alcanzaron cierto eco con Naked, el primer álbum publicado en 1983, un disco que contiene algunos temas que merecen la pena, entre otros, The Last Film, la canción que abre Cíclope 3.0 de hoy, con un numeroso acompañamiento de silbidos, que no pitos.




Quentin Tarantino siempre ha mostrado amor y pasión por la música y sus películas suelen estar aderezadas por bandas sonoras compuestas por canciones de todos los tiempos.  En la banda sonora de Kill Bill Vol. 1, Tarantino hace que un personaje (ahora no recuerdo si hombre o mujer) descienda unas escaleras mientras silba una melodía que no es otra que Twisted Nerve.



Traducida en nuestro país como Nervios RotosTwisted Nerve es una película de 1968 dirigida por Roy Boulting.  El score original de la cinta está compuesto por un peso pesado en esto de las bandas sonoras originales para el Cine, Bernard Herrmann.



Bernard Herrmann (1911-1975) trabajó con una nómina de directores inmensa, entre otros con Alfred Hitchcock dejando su huella en el score de PsicosisTwisted Nerve, el corte que le da título a la banda sonora de la película del mismo nombre de 1968, tiene ese perfil característico de algunas composiciones de Herrmann: sonido inocente, cercano, tranquilo que se rompe con la irrupción de la orquesta sonando a todo trapo.  Tarantino recupera esa breve composición (un minuto y veintisiete segundos) en 2003.



  

Canciones silbadas o acompañadas de un silbido.  Quien lo hace puede ser alguien ajeno al grupo o al solista, o puede ser uno de ellos, o el mismo solista el que lo haga como fue el caso de unos de los temas memorables de la Historia de la música moderna: Sentado en el muelle de la bahía, firmado por el gran Ottis Redding.


Apodado El Rey del Soul, Ottis Redding fue cantante, compositor, productor de discos, arreglista y cazador de talentos que nació en 1941 y que falleció en un accidente aéreo en 1967.  Su música, su legado artístico, es uno de los más valorados por su capacidad como cantante para transmitir emociones y por su versatilidad a la hora de componer.  The Dock of the Bay sería un álbum póstumo que aparecía en 1968 y contiene una de sus composiciones más aclamadas, (Sittin' on) The Dock of the Bay, una canción que Redding comenzó a escribir en agosto de 1967, empezando por la letra.  Vivía por aquel entonces en una casa flotante en Sausalito, California.  Completó el tema en Memphis con la ayuda del guitarrista Steve Cropper y la grabó el 7 de diciembre de 1967, tres días antes de morir en un accidente aéreo, viajando en avioneta sobre el lago Monona, en las afueras de Madison, Wisconsin, a tan sólo tres minutos de su destino.  En el accidente murieron él y casi todos los miembros de su banda de acompañamiento, The Bar-Kays, exceptuando uno, el cantante y trompetista Ben Cauley, quien se encontró en el agua helada agarrado a un cojín de asiento para mantenerse a flote.  No sabía nadar y por ese motivo no pudo ayudar a nadie.  Las causas del accidente no se han conocido nunca.

(Sittin' on) The Dock of the Bay es una de las canciones más recordadas de Ottis Redding, con ese silbido con el que resuelve la composición, un silbido realizado por él mismo.



 

Un músico que utilizó en unas cuantas ocasiones el silbido fue John Lennon.


Cuando se piensa en alguna canción de Lennon donde silbe, lo más inmediato es pensar en Jealous Guy del álbum Imagine.  Pero tiene otra, incluida en el LP Walls and Bridges de 1974 titulada Nobody Loves You (When You're Down and Out).  La canción, tal y como la conocimos, tenía acompañamiento de banda más arreglos orquestales y un fragmento sustancioso con la melodía silbada por él.  Eso fue en la edición del disco en formato vinilo, en 1974.  En 1987 el álbum se reedita en formato CD y como en tantos casos se aumenta el número de pistas con alguna que otra versión alternativa como es el caso que tenemos entre manos.  La canción Nobody Loves You (When You're Down and Out) la grababa Lennon un año antes de la publicación de su cuarto disco en solitario, en 1973, y la guardaría en un cajón.  Después, cuando empieza a escoger canciones para formar el LP Walls and Bridges recurre a ella, la interpreta con la banda, le suma los arreglos orquestales y queda como una de sus canciones más hermosa.  Pero el máster de aquella versión de 1973 no se perdió y vería la luz 14 años después, por fortuna.  La versión que se incluye en el CD es tal cual se guardó en aquel master: sin pulir, sin quitar ni un detalle, sólo John cantando, tocando la guitarra acústica y silbando.  Se escucha al técnico de sonido indicar que es la toma número 9 y a Lennon comentar que el 9 es un número de la suerte.  Después, en Walls and Bridges, estaría la canción Dream # 9.



Walls and Bridges
 y su carpeta troquelada: varias tiras se iban añadiendo y quitando para formar diferentes diseños de la cubierta.
  



















Entre las canciones que están completamente silbadas he dado con una que conecta con mi memoria remota de la música que sonaba en casa de mis padres cuando contaba con 4 ó 5 años de edad.  Me ha costado muchísimo dar con ella porque es un tema raro aunque cuando sonaba en la Radio allá por 1960 se convirtió en una de esas canciones constantemente solicitada por los oyentes.  Se trata de The Enchanted Sea, El mar encantado, una composición firmada por The Islanders.

The Islanders fue un grupo estadounidense de corta vida.  Se formó a finales de la década de los años 50 y consistía en dos miembros más la colaboración esporádica de un tercero.  El dúo básico era Frank Metis, acordeón, y el guitarrista Randy StarrStarr, además de ser músico, era un dentista que trabajaba en el Bronx, en Nueva York.  Para diferenciar las dos profesiones, como dentista ejercía como Randy Starr y como músico adoptó el seudónimo artístico de Warren Nadel, nombre con el que firmó algunas composiciones interpretadas por el cantante Fred Wise y Elvis Presley.  Los efectos especiales de algunos de los temas se debían a ese tercer miembro de colaboraciones esporádicas, Ralph F. Curtiss.

Aunque publicaron varios sencillos sólo consiguieron ser recordados por una canción, El mar encantado, single publicado en 1959 y que llegaría a España un año después, en 1960, cuando editaron el LP titulado The Enchanted Sound of The Islanders que incluye ese tema silbado y que recoge el sonido de agua del mar, la campana y la sirena de un barco...los efectos especiales de Curtiss.  Además de silbar ese Mar encantado lo hacían en cuatro canciones más, pero la que resaltó y con diferencia es la que trae el Cíclope.  Después, desaparecieron en el más completo anonimato.  Por no haber no hay ni fotos de los miembros del proyecto, aunque con el paso de los años, en 2016, se reeditó aquel The Enchanted Sound of The Islanders en formato CD.




Un auténtico especialista en utilizar el silbido casi como un instrumento es un español llamado Francisco Rodríguez, conocido en el mundo artístico como Kurt Savoy.


Francisco Rodríguez, nacido en 1948 en Andújar, provincia de Jaén, es un músico especializado en silbar.  Actualmente vive en el sur de Francia y continúa con su nombre artístico de Kurt Savoy.  Como primer paso para adoptar un alias artístico utilizó el seudónimo de Curro Savoy, pero no cuadraba para un mercado internacional y se decidió que su nombre artístico fuese el conocido como Kurt Savoy.  Inició su carrera en 1959 como guitarrista y cantante de Rock & Roll.  Lo de silbar las canciones apareció como algo accidental: estaba preparando una actuación en televisión y le pidieron que improvisara ante las cámaras para rellenar unos minutos de emisión.  Tomó su guitarra y comenzó a silbar una de sus canciones.  El efecto fue tal que, a partir de entonces, sus actuaciones estarían protagonizadas por su capacidad para silbar no sólo sus composiciones sino también cualquier otra.  Entabló amistad con Ennio Morricone, gratamente sorprendido por sus versiones de bandas sonoras de películas como La muerte tenía un precio, Por un puñado de dólares o El bueno, el feo y el malo.  

Los comienzos de Kurt Savoy tuvieron como eje el Rock & Roll rebautizado por él como Full & Roll interpretado a la voz y guitarra eléctrica.  Después llegaría con el tiempo todo lo relacionado con los silbidos.  Los másters originales de aquellas primerizas grabaciones de los años 60 se han perdido pero una labor detectivesca para recuperar al menos algunas canciones se han reunido en formato CD en un disco doble aparecido en el año 2000, Kurt Savoy-Todas sus grabaciones 1960/1977, de la que el Cíclope recupera la pieza Silbando ritmos.



 
Por simple mención y porque en un programa dedicado al silbido en la música no podía faltar, un fragmento de una banda sonora compuesta por Ennio Morricone (1928-2020), para una película de Oeste: A Fistfull of Dollars (Por un puñado de dólares).  El tema principal de la cinta tenía ese silbido característico de las composiciones de Morricone para ambientar historias del Far West.












Ennio Morricone
en 1964, fecha de la banda sonora de la película
                                Por un puñado de dólares

                           

Seguimos con bandas sonoras de películas y ahora le toca el turno a una fácilmente reconocible nada más comenzar a sonar el tema principal de la cinta, porque está grabado en la memoria colectiva que esos silbidos pertenecen a El puente sobre el río Kwai.





El compositor responsable de dicho score fue sir Malcolm Arnold (1921-2006), autor prolífico y responsable de bandas sonoras, entre otras muchas, como De repente, el último verano, de 1959 dirigida por Joseph Mankievicz, con guión basado en la obra de teatro de título homónimo de Tennessee Williams.  La famosa Marcha del Río Kwai, con sus característicos silbidos, es una de esas piezas que como digo pertenecen a la memoria colectiva y es la que nos trae el Cíclope.

En la recta final del programa de hoy nos queda tiempo para escuchar canciones que no van a estar silbadas completamente pero en las que el silbido va a tener un papel muy importante como por ejemplo en este tema de Gun's and Roses, Patience.


G N' R Lies se publicó en 1989, cuando Gun's and Roses a través de sus actuaciones en vivo y con dos discos antes que este, ya se habían granjeado fama de banda fuerte, de rock duro.  Pero hasta los más heavy tienen un lado suave mezcla de ternura y candidez y Gun's and Roses no podía ser menos.  G N' R Lies incluye un tema de medio tiempo, calmado, que comienza precisamente con un silbido: su título, Patience.






Axl Rose silbando al comienzo del tema Patience.

 




Hay canciones que llaman la atención por un detalle.  El caso que hoy nos ocupa, el silbido, está presente a menudo en esa llamada de atención.  Es lo que me sucedió con el tema que viene a continuación.  La banda norteamericana Wall of Voodoo, que ha pasado por Cíclope 3.0 en varias ocasiones, lanzaban en 1982 su segundo álbum, Call of the West.  No los conocía, así que puse el LP en el giradiscos, sonó la primera canción, bien, pero cuando empezó a sonar la segunda hubo algo que me hizo decir: ¿Y esto?  Fue el silbido con el que se traza la primera línea de la melodía, el umbral de la canción Lost WeekendStan Ridgway, vocalista y motor de la banda, compone y silva, sólo al principio, pero cómo seduce ese detalle.












Wall of Voodoo
Stan Ridgway en el centro, en primer plano.


Lo mismo sucede con un tema de una banda que ha sonado en muchas ocasiones por aquí, los suizos Yello.  Comenzaron como trío: Dieter Meier, Boris Blank y Carlos Peron.  En 1981 aparecía su álbum de título español Claro que sí, con Peron con un pie fuera del proyecto.  Al final quedaron los otros dos miembros como base de una de las formaciones más influyentes en la música electrónica de los años 80.  Ese álbum de 1981 incluye un tema de ambiente nocturno y atmósfera de novela negra, She's got a Gun, con el efecto de un silbido poniendo luces en la pista para desarrollar la historia que narra y canta Meier.



Yello en la foto de la derecha.  A la izquierda Dieter Meier, a su lado Boris Blank.





Yello
- Claro que sí - 1981



En 1974 Peter Gabriel grababa el último disco con Genesis, The Lamb Lies Down on Broadway.  A partir de entonces comenzaría una labor en solitario como músico recogida a lo largo de una extensa discografía parada desde hace ya algunos años.

Su primer disco en solitario apareció en 1977 y a lo largo de sus primeros cuatro álbumes el título de cada uno de ellos fue el mismo: Peter Gabriel.  Se les conoce por el número o volumen.  En verdad es una catalogación que se hizo entre los comentaristas musicales y los seguidores del cantante porque no aparece en ninguna de las cuatro carpetas de esos primeros cuatro discos ningún indicador 1, 2...o Volumen 3, Volumen 4...tan sólo su nombre y apellido en un vértice del cuadrado.  Lo distintivo de cada cubierta es la foto que ilustra el disco en cuestión y por su descripción se sabía qué disco era y el número.  Esto cambió después cuando los primeros cuatro álbumes se reeditan y así los nombres cambiaron.



El primer LP de Gabriel tal y como se editó el 25 de febrero de 1977.  Reediciones posteriores lo titularon sencillamente Car.





El segundo trabajo en solitario llevó por título 2 cuando se reedita.  Otras ediciones lo titularon Scratch.




Llamado 3 o Peter Gabriel III en reediciones posteriores a su edición original, también se conoce con el título Melt.






Sería el álbum número 4, rebautizado en el mercado norteamericano con el título de Security.  Desde norteamérica volvió a Europa con ese nuevo nombre y para algunas personas es la referencia válida cuando se refieren al disco.



De esos primeros cuatro álbumes de Peter Gabriel hay uno que incluye una canción indispensable si estamos escuchando temas con silbidos: Games Without Frontiers, incluida en el tercer LP, conocido también como Melt.  Los silbidos se deben al ingeniero de sonido Hugh Padgham, al productor del disco Steve Lillywhite y al mismo Peter Gabriel.




Llegamos al final del programa de hoy y lo hacemos con un tema que tiene un momento silbado, al comienzo, y que como en otros casos, es un detalle que enciende el interés.  El tema en cuestión es Wind of Change de la banda alemana de Rock Duro-Heavy Metal ScorpionsWind of Change apareció en el álbum Crazy World publicado en 1990 y está escrita por el vocalista de la banda, Klaus Meine



Scorpions
- Klaus Meine en el centro

 
















Con esta balada de medio tiempo cerramos Cíclope 3.0 hoy dedicado al silbido.


Espero que te guste el programa.

Enlace:

https://www.radio.tomares.es/blog/ciclope-30-26-10-21




No hay comentarios:

Publicar un comentario